24 de abril de 2014

Ay... Riobamba

Cuando tenía 5 años,  recuerdo la edificación de mi escuela: grande y señorial. Mi pequeñez me revelaba un castillo blanco con grandes árboles de higo y de arrayán en sus patios. Esa visión duró muy poco, en la alcaldía de José Mancero se destruyó la edificación antigua para construir un colegio "moderno". Como este caso, varias viviendas del centro histórico de la ciudad sucumbieron a las ambiciones y falta de visión de las autoridades de turno. Ahora la ciudad vive un proceso de ruralización cada vez más acelerada, carente de una estructura propia de una urbe planificada.

Fernando Guerrero, otro de sus alcaldes la llamó la "ciudad bonita" hace unos cuantos años como si un membrete pudiera borrar el retiro de las piedras talladas a mano de sus calles, obra insigne en su alcaldía.Y no todo se queda allí, para rematar Juan Salazar, exalcalde de la urbe, ahora está preso por desvío de fondos de millones de dólares.

Hoy por hoy, los actores políticos no tienen credibilidad alguna ante la ciudadanía, porque son protagonistas de encarnizadas peleas por dignificar su imagen a destiempo, tras el asalto y robo de los fondos públicos que alcanzaron a los 13 millones de dólares.

Bajo este este panorama grupos ciudadanos han convocado a una marcha para el 29 de abril como recordatorio a las autoridades del trabajo que deben cumplir y como una manera de cerrar tan funesta alcaldía.

No quisiera dejar de nombrar aquellos crímenes urbanísiticos que se han cometido en contra del patrimonio de la ciudad:

Alcaldía José Mancero:
Destrucción del Colegio Sta. Mariana de Jesús
Destrucción de las alas de los leones de las piletas del parque Maldonado

Alcaldía Fernando Guerrero:
Retiro de la piedras talladas de las principales vías céntricas.
Retiro de los árboles de la Av. Daniel León Borja

Alcaldía Juan Salazar:
Daño irreparable en el piso, esculturas, luminarias y demás elementos del Parque Sucre.
Toma de una vía pública para la vivienda del propio alcalde.
(continuará...)

4 de abril de 2014

All you need is love...

All You Need Is Love
All You Need Is Love
All You Need Is Love, Love
Love Is All You Need

Love, Love, Love
Love, Love, Love
Love, Love, Love

All You Need Is Love
All You Need Is Love
All You Need Is Love, Love
Love Is All You Need

There is nothing you can know not to Know
Nothing you can see that it is not seen
No place you can Be
Than where I intended to be
It's Easy 


Por los derechos de esta canción el gobierno canceló más de un millón de dólares para promocionar un video turístico de nuestro pais. Actitud por demás contradictoria cuando el mismo gobierno pretende explotar los campos del Yasuní ITT en el oriente ecuatoriano. Zona megadiversa y de imensa riqueza para nuestro futuro.

Por esta causa varios frentes de jóvenes (www.yasunidos.org)  recolectan firmas para que se haga una consulta popular, y que sea el pueblo quien decida si el petróleo debe quedarse indefinidamente bajo el suelo. Yo ya firmé y usted?...

1 de abril de 2014

La verdadera historia de los cuentos (entre la Bienal de Arte de Cuenca y el Yasuní)

Los cuentos infantiles tienen personajes malos y feos como las brujas o los licántropos, quienes encarnan el poder del mal. Historias con final feliz que nos hacian pensar en una vida maravillosa de princesas y castillos. Cuentos muy parecidos a las propagandas del gobierno que situan a la explotación de petróleo en el Yasuní como un campo de rosas y con pájaritos alrededor. Aquí la mala del cuento es la bruja, es ella la insidiosa que busca firmas para que se deje indefinidamente el petróleo bajo el subsuelo.

Esos mismos cuentos los escuché esta semana por motivo de la Bienal de Arte de Cuenca. Contemporaneidad no entendida por los curadores, quienes subestiman al visitante colocando un texto para que los no iluminados podamos entender la obra de arte. ¿Habrá algo que entender de la nada?.

Las obras tienen un exceso de concepto y una carestía de imaginación, creatividad y técnica. Ni ética ni estética que provoquen algo en el espectador. Focos, tejas, piedras, hojitas arrancadas de cuadernos es lo que podemos encontrar en varias salas que se confunden con los espacios de bodegas o utilerías de los propios museos.

¡No se dejen engañar niños!. Los curadores tratan de imponer su gusto y su moral con una retórica gastada tratando de legitimar acciones que nada tienen que ver con el arte contemporáneo.