27 de octubre de 2016

LA RESURRECCIÓN DE LA CARNE


La Iglesia católica tiene sobradas razones para prohibir esparcir las cenizas de los difuntos o tenerlas en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario