15 de diciembre de 2015

Ante una eventual pérdida en el 2017, de la mayoría de la Asamblea que actualmente tiene Alianza País, Correa dijo que “mi sucesor” podría llamar a una "muerte cruzada", facultad que permite disolver la Asamblea y llamar a nuevas elecciones presidenciales y parlamentarias. Así la transitoria (ley que impide a Correa y a los actuales asambleístas, que ya tienen dos períodos en el cargo, postularse para las próximas elecciones) que se aprobó hace poco le beneficiaría inmediatamente.

“Nosotros tenemos dos garantías: la muerte cruzada, en caso de que ellos ganen la Asamblea, que traten de impedir la gobernabilidad, traten de retroceder al país, el Presidente en ejercicio puede llamar y disolver la Asamblea, y él mismo presentar su cargo a disposición del pueblo ecuatoriano; en otras palabras ,hay nuevas elecciones presidenciales y legislativas; una gran medida que hicimos”. "Ellos saben que si molestan mucho al próximo Presidente hay muerte cruzada, viene una nueva elección y yo me podría presentar y por el terror a que me presente dirán: no, no, mantengamos la estabilidad”. RC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario