14 de abril de 2010

Prontuario elogioso de la mentira


En estos días, lei un texto en la página web de una amiga que hablaba sobre la mentira y el arte. Caí en cuenta que meses antes había recibido de parte de Pedro, un mail con un "prontuario elogioso de la mentira" que a continuación lo comparto. Y es que cuando se crea se miente, se miente cuando se escribe, cuando se dibuja y cuando se vive.

- Una mentira pueda que merezca ser verdad, pero una verdad jamás mercerá ser mentira.
-La verdad es aspiración. La mentira en cambio, inspiración.
-No existen los engaños mentirosos, lo que existen son los engaños verdaderos.
-Hay mentiras que a uno lo hacen verdadero y verdades que a uno lo falsean.
- ¿Qué fue primero, la verdad o la mentira?. Sin duda alguna la mentira, que generosa aprovisionó a la posteridad de verdades provisionales.
-La verdad acaba engendrando conflictos. La mentira, arte y duda, dos de los más altos signos de inteligencia.
-La verdad es circunfleja, cejijunta y aburrida. La mentira, sinuosa, divertida y humilde.
-Cuando un hombre dice:"seré sincero contigo". Haz lo posible por que no lo sea. En él habita el virus del engaño.
-La mentira es la sustancia de la inteligencia especulativa y creadora. La verdad sólo habita en los dominios "morales" de la renuncia.
-Es verdad que a veces la mentira hace daño. Sobre todo cuando se calza unos zapatos con el número cambiado por la verdad.
-Qué curisoso: siempre se ama de verdad, aún a sabiendas que el juego del amor, la mentira siempre está en posesión de la Banca.
-La verdad siempre necesita un "quorum" que la ratifique. La mentira está sola y desvalida, como queriendo que todos los demás testifiquen contra ella, y así pagar su único delito, el de existir en todos y cada uno de los hombres.
-Sé que escribo de verdad, cuando la mentira elige hora, fecha y el lugar.
-Algunas mentiras son una forma de inocencia, que nos ennoblece. Muchas verdades pretextos lapidarios que compartimos con los otros para salvarnos de lo que somos.
-Nada tiene que ver la mentira con el engaño. La mentira tiende a ser benévola, particular y reductiva. El engaño, en cambio social y usurpador. Un niño miente , un político engaña.

Pedro Atienza

1 comentario:

  1. Bueno, la mentira y el engaño como kasi todo son relativos, y transformales mutuamente y tambien por sologismo hacia una verdad, a veces casi tautología.

    ResponderEliminar